Y la plaza de Sant Jaume



Ya es todo un clásico, no hay manifestación que se precie que no pase por allí, ya que están el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Catalunya. Para esta ocasión hicimos una pancarta especial. En un lado fuimos pegando las fotos de nuestros hijos (pequeños) y en la otra cara había un lema que decía: "No despidáis a mis padres para hacer pisos". La plantamos en la puerta de ambas instituciones, y le íbamos dando la vuelta para que la viera todo el que pasara por allí, mientras los miembros del comité entregaban sendas cartas explicativas de nuestra situación a los altos capitostes.